Decimos adiós a uno de los grandes científicos de nuestra era



Podríamos decir que un pedazo del mundo de la ciencia se ha perdido al decir adiós a uno de grandes científicos de nuestra era. Stephen Hawking amplió nuestro universo, nos dió consciencia que sí que hay algo más allá de lo que vemos y que cada evento tiene su consecuencia en el universo.

Desde muy joven su vida se vió condicionada por su enfermedad, la cual le dejó en una silla de ruedas, incapaz de articular palabra, y sin control de su cuerpo, pero no de su mente. Los médicos le dieron dos años de vida más. Él luchó y vivió 54 años más.   

Aunque Hawking pasará a la historia por su trabajo sobre los agujeros negros siempre se le recordará por su talento, curiosidad, intuición, pero sobretodo por su sentido del humor. A pesar de que su vida no fue fácil, supo dirigir su fuerza interior para conseguir todos sus propósitos.

Nos impactó diciendo que "la humanidad, para sobrevivir, debería abandonar la Tierra" y con éstas palabras siempre le recordaremos.